En el 2000 el programa resucitó en Radio Navarrete bajo el mismo nombre. En esa época también nació la web de Amigoluna y la posibilidad de descargarse el programa a través de internet. En esta segunda fase el contenido aumentó: se añadieron secciones como la de biografías de escritores, entrevistas... y aumentó también la colaboración de los oyentes gracias a internet.

Durante la temporada 2005/2006 se producen varios cambios, el primero de nombre: Nace así La Luna y Compañía. Aparecen secciones fijas: la canción lunera, el cuento, la sección del oyente, internet... aunque a lo largo de la temporada es el público quienes van moldeando el programa con sus sugerencias y comentarios. Mediante varias productoras se realiza su distribución a otras emisoras españolas e hispanoamericanas, logrando alcanzar el interés de unas 30 durante este primer año.


Y así llegamos a 2013 con un pequeño lavado de cara y nuevas emisoras que lo difunden. Aparecen secciones dedicadas al cine o la llamada "al azar", donde se juega a adivinar la obra y el autor con la simple lectura de una de las páginas  elegida "al azar" y otras secciones que se incorporaron a lo largo de esa nueva temporada. Tras el descanso estival, acabamos de comenzar la temporada 2013/14 con la misma ilusión que siempre. 

Y el tiempo corre, vuela... en octubre de 2014 se inicia una nueva temporada. Como novedad mencionar la creación de una página en facebook para mantener la comunicación directa con oyentes y colaboradores. Esa es, al menos, nuestra intención. Al año siguiente se crea la emisora online La Luna y Compañía. Emitiendo 24 horas al día con el mismo espíritu del programa. Un proyecto que duró 9 meses, al no contar con la audiencia necesaria para poder mantenerlo activo.



El origen del programa se remonta a mis primeros pasos en la radio. Desde los 17 años ya escribía poemas asiduamente, asi que cuando tuve oportunidad de realizar un programa de radio, no dudé en producir uno en el que los relatos y poemas fueran su base, acompañados de una selección musical muy personal.

Así que en 1991, inspirado en la canción de Silvio Rodriguez, nació En el Claro de la Luna. Un programa del que guardo un grato cariño por la repercusión que consiguió en el Taller de Radio de Rentería. Eran otros tiempos y aún conservo más de un centenar de cartas de los oyentes con poemas y relatos breves. De hecho incluso se editó un libro con una selección de sus poemas y se realizó alguna cena con los oyentes.


Empezamos la 2ª temporada de esta nueva fase con más cambios. El primero que desaparece Radio Navarrete aunque el programa se sigue grabando y compartiendo en el cerca del centenar de radios que lo emiten semanalmente por toda España y América Latina. Las temporadas se van sucediendo y el programa se va transformando gracias a las aportaciones y comentarios de sus oyentes.

Consolidándose el programa a lo largo de estos últimos años, poco a poco se ha incrementado el número de radios que lo emiten y son muchas las colaboraciones de los oyentes recibidas. Fruto de este trabajo, recibimos en julio de 2008 un accésit en el certamen Teatro del Aire por el relato El azor y la paloma, emitido en el programa.


A principios de septiembre de 2015 se publicó una entrevista en el periódico La Voz Hispana de Nueva York, hablando del programa, que me hizo mucha ilusión ya que apareció en la versión impresa y en la digital. Y cada vez son más las aportaciones, y de sitios más diversos, que recibe el programa.

En 2016 continúan los programas y las colaboraciones, incorporándose nuevas emisoras a su emisión. Pero las fuerzas se agotan y el tiempo y el cansancio hace que me plantee un alto en el camino y finalmente se duerme en busca de nuevas musas. Estas aparecen casualmente durante el confinamiento de 2020. Ordenando mis cajas encuentro alrededor de un centenar de cartas de los oyentes de los años 90 y comienzo a leerlas. Hay que destruirlas pero me apena que se pierdan para siempre. En esos momentos se me ocurre que podría volver a leerlas en el programa y grabarlas en vídeo para que se puedan ver antes de romperlas. Así resurge en octubre de 2020 una nueva y especial temporada. Al clásico programa semanal de 1 hora de duración se añade una adaptación audiovisual del programa donde se pueden ver las cartas y pongo imágenes a poemas, cuentos y música.

Y en ese camino seguimos en 2023, como homenaje a los oyentes de hace 30 años seguimos leyendo poesía en estos inciertos tiempos. 

AMIGOLUNA